Saltar al contenido Saltar a la navegación Saltar a la búsqueda

Portal toolbar

Medio Ambiente, Playas y Salud

Un sendero al lado del mar

Un paseo a través de calas con panorámicas de la costa

2.png

El sendero, de 5,5 kilómetros, recorre el litoral, junto al mar, desde la zona de Pilones, en pleno núcleo turístico, hasta Replanells, el Cabo Salou. Históricamente, los caminos de Ronda recorrían el litoral y eran utilizados para la vigilancia de la costa o los pescadores. La recuperación de esta vía devuelve la posibilidad de pasear por el litoral por puntos donde había sido imposible hacerlo desde hace muchos años.

El paseo por el Camino de Ronda descubre la gran riqueza natural y paisajística de la zona. Aparte de las diferentes panorámicas que se pueden descubrir en el trayecto, el camino discurre por playas y calas vez que se convierte en una manera muy diferente de descubrir la zona de Cap Salou.

Desde Pilones, el sendero se dirige al sur y pasa por la playa de Capellans, donde se pueden ver los restos del antiguo Lazareto, construido en 1829. El recorrido continúa por la cala Llenguadets, desde donde se pueden observar los bunkers construidos durante la Guerra Civil.

  camino de ronda 2.jpg nidos de ametralladoras.JPG

El último tramo corresponde a la playa Larga, un entorno natural y ya alejado de la zona turística. Aunque el camino alcanza una altura máxima de 77 metros respecto al nivel del mar, con tramos que tienen una pequeña dificultad, la mayor parte es practicable para todos.

El Cap Salou nos descubre aún otra posibilidad. Por su situación, es un lugar de interés para la observación de aves marinas que cuestan de ver desde la playa. Así, con la ayuda de telescopios y otro tipo de instrumental óptico, es posible observar pardelas, parásitos, alcatraces, frailecillos, alcas o gaviotas, colimbos, pájaros de tormenta y patos marinos, como el pato negro o el pato oscuro. También se pueden observar varias especies de gaviotas entre las que la gaviota de Audouin es relativamente abundante y fácil de ver en primavera y otoño.

 Paseo del faro.jpg

También se ha recuperado el entorno de Cala Morisca. El Ayuntamiento de Salou compró a finales de 2016 la finca que incluía el conocido chalet de Pedrol Rius en estado ruinoso y lo derribó para dar paso a un nuevo espacio que ha ido tomando forma con los diversos trabajos que se han ido ejecutando. Actualmente, esta zona ha pasado a ser un nuevo mirador y un espacio natural, un rincón privilegiado que se incorpora al recorrido del camino de Ronda que bordea esta parte más abrupta del litoral de nuestro municipio hasta ahora poco conocida.

20180624_195426.jpg 20180624_195742.jpg

20180624_195807.jpg 20180624_203008.jpg

A lo largo del camino, además, hay instaladas una veintena de plataformas entre la zona de Replanells y hasta el faro de Salou que pretenden ser un área de descanso y ejercer como punto de interés para convertirse en un mirador . En total se han adecuado hasta siete espacios donde se han colocado barandillas de madera y pasarelas en los lugares de paso peligrosos sobre los barrancos u otros desniveles del roquedal -como es el caso del paso de la Mala Dona- ya que se trata de la zona más abrupta de la costa salouense. Toda esta actuación se ha completado con la instalación de pequeñas plataformas de madera en lugares estratégicos como punto de parada y descanso. También se ha acondicionado el refugio de la guerra civil que hay al final de la punta del caballo como elemento histórico destacado.

 plataforma Cala Vinya- Cala Pinatell.JPG plataforma Cala Vinya-Cala font.JPG

 

Document Actions